Unos meses antes de que concluyera la temporada WCS en Corea, pocos creían en la posibilidad del zerg de llegar a BlizzCon. Su mejor resultado hasta mediados de año había sido un top 8 en GSL T2 y poco haría prever lo que sucedería después. Muy lejos del puesto ocho y con solo dos torneos por jugar, Rogue tenía una misión casi imposible por delante.

IEM Shanghai – El inicio del sueño

Todo empezó en IEM Shanghai donde derrotó al príncipe del evento, ROOT.herO en la gran final. Pero antes de él, Gumiho y Stats sufrieron la derrota a manos del zerg. Los campeones de GSL T1 y T2 no pudieron detener a la amenaza de JinAir. En la ronda de ocho Dark no fue rival y en semifinales derrotó a Byun, uno de sus rivales directos por un boleto a BlizzCon. Esta fue una victoria brillante pero también una que demoró en llegar, una victoria por la que tuvo que luchar muy duro y que posiblemente haya soñado en más de una oportunidad. Ahora, cuando Pro League no es más que un recuerdo de cuando era un jugador usado como un especialista contra ciertos rivales, o donde era opacado por sus compañeros con más logros o juego más vistoso, ahora con todo eso atrás, Rogue por fin había alcanzado la cima. Logró eso que todo profesional desea, un título quede como testimonio de su constante e inquebrantable lucha, un testigo de que todo su esfuerzo no fue en vano y que todo ese sacrificio valió la pena.  Rogue era campeón, y en ese torneo fue el mejor.

Sin embargo, la tercera temporada de GSL no terminó como se esperaba para él luego de una demostración tan dominante en IEM. Una ronda de ocho no era suficiente para llegar a BlizzCon pues sus rivales seguían sumando más que él.

JAGW.Rogue campeón de IEM Shanghai – Foto por Bart Oerbekke/ESL

 

GSL Super Tournament 2 – La declaración

La última parada fue GSL Super Tournament 2, donde tuvo un increíble torneo. Primero derrotó a su compañero de equipo JAGW.Maru quitándole cualquier esperanza de llegar a BlizzCon, después al protoss Dear y en semifinales a la maquina INnoVation. En la final se vio nuevamente las caras con herO y el zerg le quitó la gloria una vez más. En este torneo, su único rival por un lugar en BlizzCon era su compañero sOs quien necesitaba llegar por lo menos a la semifinal, y no lo logró. El compañero de Rogue fue eliminado por herO en cuartos de final. Esta victoria no solo le daba la consolidación que tanto deseaba Rogue sino que también le arrebataba el 8vo lugar a ByuN, dejándolo afuera de BlizzCon y sin la posibilidad de defender su título mundial.

Si el título de Shanghai había sido el primer paso, GSL ST2 era una declaratoria a todos los otros jugadores del mundo de que él era un contendiente real y que este era su momento. Rogue en los últimos dos torneos había derrotado a los mejores del mundo y para convertirse en una leyenda lo tendría que hacer una vez más.

JAGW.Rogue campeón de GSL Super Tournament 2


JAGW.Rogue logró lo que en un inicio parecía imposible. En un recorrido de ensueño, el zerg demolió a sus rivales uno tras otro, sacando de su camino a los que estaban delante él para quedarse con el último boleto a la final. El zerg dejó atrás a los campeones del mundo sOs (2013 y 2015) y Expert.ByuN (2016) y consiguió sus dos primeros títulos. Si era un sueño, Rogue no quería despertar. Si era un sueño, Rogue haría lo que siempre deseo en lo más profundo de su alma.

Autor: @CallMeTopin